All Language Resources is an independent review site. We earn money when you click on some of the links on our site. Learn More

Upper Intermediate Spanish Practice – Long Walk To Freedom

Long Walk To Freedom (1994) is one of the most powerful autobiographies of all-time. Mandela tells his story, from his beginnings in the South African countryside, his time at school and becoming a lawyer, to his work as an anti-apartheid freedom fighter, his 27-year prison sentence, and finally his eventual release.

This simplified summary is written and narrated in Mexican Spanish.

To make reading easier, I’d recommend downloading the Readlang plugin.

¿Qué gano yo? Aprende sobre la vida de una de las personas más importantes del siglo XX

Si nos preguntan quién es el más grande ícono de tiempos recientes, ¿a quién escogeríamos? Muchos escogerían a Nelson Mandela. Un hombre de una sociedad injusta quién siguió luchando por la justicia hasta que finalmente ganó.

¿Pero que hizo a Mandela desarrollar tal fuerza? Este artículo te llevara en un viaje a través de la vida de Mandela, mostrándote los eventos que hicieron al hombre.

En este artículo, descubrirás:

  • Porqué Mandela tuvo que recurrir a la violencia;
  • Porqué Mandela se puso en contra de sus seguidores; y
  • Como Mandela consiguió que sus guardias de la prisión lo apoyaran.

El interés de Nelson Mandela en la justicia social comenzó en su niñez.

Nelson Mandela apenas necesita presentación. La historia de su vida es una de lucha contra la opresión, y la estaremos contando por años.

Mandela nació en 1918 en Mvezo, un pueblo en el campo sudafricano. Él estaba en la tribu Xhosa, un grupo que valoraba la ley y la educación. Él se llamaba Rolihlahla, que significa “alborotador”. El padre de Mandela era jefe en la tribu, una posición que normalmente hubiera dado estatus social en la tribu. Pero los británicos habían hecho a los jefes de tribu menos importantes. También, los británicos decidían quien se convertía en jefe. El padre de Mandela era terco y seguido los desafiaba, y pronto, los británicos lo quitaron como jefe.

Cuando el padre de Mandela murió, otro jefe, Jongintaba, se ofreció a cuidar a Mandela. Esto tendría un gran impacto en su vida. De niño, Mandela iba seguido a juntas de la tribu donde aprendió sobre las preocupaciones de su gente. Uno de los otros jefes ahí era el jefe Joyi, quien tenía linaje real y odiaba a los gobernantes blancos.

El jefe Joyi decía que las tribus habían vivido pacíficamente hasta que los europeos llegaron y comenzaron peleas. El hombre blanco, él decía, era codicioso y robaba tierras. Más adelante en su vida, Mandela aprendería que el jefe Joyi no siempre estuvo en lo correcto. Pero él había abierto sus ojos a la injusticia.

Mandela comenzó como estudiante en Fort Hare.

Al joven Mandela le gustaban actividades como las peleas de palos, pero era introvertido también. Él fue también la primera persona en su familia en ir a la escuela. La escuela a la que fue Mandela era completamente británica. Los estudiantes solo aprendían sobre historia y cultura británicas. La cultura africana nunca era mencionada. Mandela aprendió la historia de su gente de los ancianos en la corte tribal.

Era común para los africanos tener también un nombre británico además de su nombre normal. El maestro de Mandela eligió su nombre por él: Nelson. Mandela nunca supo porque, pero pensó que podría ser una referencia a Lord Nelson.

Mandela estudió muy duro. Tanto que se graduó del Colegio Healdtown en dos años en lugar de tres. En 1937, se mudó a la Universidad de Fort Hare, donde estudió materias como inglés, leyes, y política. Una noche, Mandela y algunos de los estudiantes discutían la falta de estudiantes de primer año en el comité de representantes, y decidieron hacer su propio comité de representantes.

Mandela y sus amigos les dijeron a los estudiantes de primer año y obtuvieron apoyo masivo. Le dijeron al director que, si los detenía, renunciarían, lo que pondría a sus seguidores muy enojados. Lo lograron: el director permitió que el comité se quedara.

El siguiente año, las cosas no salieron tan bien. En su segundo año, Mandela apoyó un boicot y fue expulsado. Terminado con Fort Hare, se mudó a Johannesburgo para conseguir un trabajo.

El trabajo político de Mandela comenzó en Johannesburgo.

Johannesburgo era una ciudad concurrida cuando Mandela llegó en 1941. Él no lo sabía, pero en Johannesburgo, haría amigos para toda la vida quienes pelearían a su lado. Mandela tomó un trabajo como guardia en una mina de oro. Para el, la mina de oro era un símbolo de opresión blanca – miles de africanos trabajando cada día que solo beneficiaba a los dueños blancos.

Su meta era volverse abogado. Uno de los primos de Mandela ofreció llevarlo con alguien que podía ayudar, Walter Sisulu. Sisulu tenía una agencia de bienes raíces que daba casas a africanos. Mandela y él enfrentarían muchas dificultades juntos. Sisulu le consiguió a Mandela una posición como empleado en uno de los bufetes de abogados más grandes de Johannesburgo, donde trabajó mientras estudiaba en la Universidad de Sudáfrica.

Uno de los colegas de Mandela, Gaur Radebe, era miembro del Congreso Nacional Africano, o ANC. El ANC comenzó en 1912, la organización nacional africana más vieja del país. Esta aspiraba a dar ciudadanías a todos los africanos en Sudáfrica.

Gaur creía que el ANC era la mejor esperanza para el cambio y Mandela comenzó a ir a las reuniones del ANC con él. Mandela tuvo una probada de activismo real en 1943, durante un boicot contra precios de viaje. Mandela pensó que marchar junto con su gente los empoderaba. En su vida política, Mandela conoció a otros activistas, como Tony O’Dowd, Harold Wolpe y miembros del Partido Comunista. Estas conexiones serían de mucha ayuda después.

El ascenso del Partido Nacional al poder dio inicio al apartheid.

El hogar de Walter Sisulu en Johannesburgo era muy visitado por miembros del ANC e intelectuales africanos. Una de las personas que estaba ahí seguido era Anton Lembebe, un abogado que tendría un gran impacto en Mandela.

Lembebe decía que África le pertenecía a la gente negra. El llamó a hombres africanos de todas las tribus a unirse. Recuperar las tierras detendría los estándares occidentales – curando la vergüenza cultural negra. Mandela, Sisulu, Lembede y otros fueron a ver al Dr. Xuma, cabeza del ANC. Ellos querían que el ANC construyera una Liga Juvenil. El Dr. Xuma estaba en contra al principio porque creía que los africanos no se unirían, pero en 1944, accedió a formar la Liga Juvenil.

In 1948, el Partido Nacional del Dr. Daniel Malan ganó la elección general. El Partido Nacional hizo campaña para el apartheid, que en afrikáans significa “apartamiento”. Habían ganado la elección usando eslóganes racistas como “Die kaffer op sy plek” que significa “El negro en su lugar”. Tan pronto como Malan ganó, comenzó el apartheid. Una de las primeras fue la Ley de Áreas Grupales, que decía que razas diferentes tenían que quedarse en áreas separadas. La Liga Juvenil se defendió, comenzando un Día Nacional de Protesta, donde les dijeron a todos los trabajadores africanos que se quedaran en casa.

El Día Nacional de Protesta tuvo lugar el 26 de junio de 1950. Fue un éxito, ayudando al movimiento.

Gracias a la protesta y a la Campaña de Desafío, el número de miembros del ANC llegó a 100,000 en un año.

Conforme las tácticas del Partido Nacional empeoraron, Mandela pensó que recurrir a la violencia era necesario.

El Día Nacional de Protesta ayudo al ANC, pero también mostró el poder del Partido Nacional, que solo se esforzó más en detener al ANC.

Después de la protesta, el Partido Nacional pasó la ley de la Supresión del Comunismo. El 30 de junio de 1950, Mandela fue arrestado por violar la ley. Como él ayudo a planear las protestas, el gobierno lo había buscado por un tiempo.

Grandes demostraciones tuvieron lugar en Johannesburgo cuando Mandela apareció en la corte. El 2 de diciembre, fue declarado culpable de “comunismo” y sentenciado a nueve meses en prisión. La sentencia fue suspendida por dos años, permitiendo a Mandela continuar su trabajo.

En agosto de 1952, Mandela comenzó su propio bufete de abogados. Se enfocaba en ayudar a africanos. Había muchos que necesitaban ayuda legal. Se había vuelto ilegal para los africanos tomar autobuses solo para blancos, beber de fuentes solo para blancos o entrar a puertas solo para blancos. Mandela fue desafiante. En un juicio, logró liberar a una clienta al avergonzar a su empleador blanco. El empleador había dicho que su sirvienta se había robado la ropa de su “señora”. Así que Mandela tomó la evidencia – un par de sus bragas. El las levantó y preguntó si eran de ella. Avergonzada, ella dijo que no, y el caso se cerró.

 

Mandela y Sisulu creían que las leyes cada vez más duras del Partido Nacional solo podían ser detenidas con violencia. Sisulu trató de viajar a China para preguntar al gobierno si podían proveerles armas, pero los líderes del ANC se dieron cuenta, lo que llevó a un debate sobre violencia en el ANC.

El gobierno fue tras Mandela y otros líderes del ANC conforme la situación se puso peor.

Mandela fue arrestado en su casa el 5 de diciembre de 1956. La orden para su arresto era por traición. El esperaba que el gobierno hiciera una gran movida contra el ANC, y ahora había llegado. El gobierno decía que tenía pruebas de que Mandela había planeado violencia en la Campaña de Desafío. Arrestaron casi a todos los líderes de campaña.

Estaba claro que el caso era débil. El testigo principal era Solomon Ngubase, que estaba en prisión por fraude. Él decía que estuvo en una reunión del ANC donde los líderes habían enviado a Walter Sisulu a la Unión Soviética a conseguir armas. La defensa probó que él no era un miembro del ANC. Este fue un gran golpe a la fiscalía.

Conforme el caso siguió, la lucha continuaba afuera. La situación empeoró el 26 de marzo de 1960, cuando una tragedia ocurrió en el pueblo de Sharpeville. Miles de africanos se habían juntado alrededor de una estación de policía, peleando contra las “leyes de paso”, que significaban que todos los africanos debían cargar cartillas cuando dejaran su vecindario. La policía entró en pánico y disparó a la multitud. Al menos 69 personas fueron asesinadas.

Más de 50,000 personas protestaron los tiroteos. Comenzaron revueltas y el gobierno declaró Estado de Emergencia. El caso en corte estaba yendo bien. Aunque el estado había dado mucho material, el juez dijo que no había suficiente evidencia y Mandela salió libre.

Después del juicio, el ANC se volvió clandestino y Mandela creó el MK.

Mientras Mandela y sus amigos estaban en prisión, decidieron que era hora de que el ANC se volviera clandestino. Mandela sabía que el ANC tenía que contraatacar rápido y necesitaban cambiar sus tácticas. El debate de violencia dentro del ANC había durado por algunos años. En una reunión secreta, en 1961, Mandela argumentó que no había otra opción.

El ANC decidió que el partido mantendría una política de no violencia, pero Mandela crearía una organización violenta adentro. El nuevo nombre de la nueva parte del ANC significaba “La Lanza de la Nación”. Se acortó al MK.

El MK comenzó con sabotaje. Mandela nunca había disparado un arma antes, pero estudió todo lo que pudo sobre guerra, sabotaje, y revolución.

Se mudó a la granja Liliesleaf en Rivonia, un suburbio de Johannesburgo. La granja Liliesleaf era una casa de seguridad para el MK, y Mandela practicó disparo y aprendió a usar explosivos ahí.

Él decidió usar sabotaje primero, pues tenía la menor probabilidad de causar daño. En diciembre de 1960, hicieron estallar edificios del gobierno y estaciones eléctricas en Johannesburgo. También comenzaron a decirle a la gente sobre la llegada del MK. Las explosiones llegaron como sorpresa al gobierno, quien comenzó a redoblar sus esfuerzos.

El gobierno persiguió a Mandela mientras la lucha continuaba.

El gobierno estaba dispuesto a hacer lo que sea para atrapar a Mandela, quien se había convertido en una figura icónica. Lo capturaron el 5 de agosto de 1962, cuando estaba de camino a la granja Liliesleaf después de una reunión secreta.

Fue llevado a prisión, donde se le unió Sisulu, quien también había sido arrestado. En el primer día de Mandela en la corte, él y su esposa usaron karosses de piel de leopardo, ropas tradicionales de Xhosa. Él dijo que pondría al gobierno en juicio y que no se sentía sujeto a las leyes, ya que fueron hechas por un parlamento por el que él no podía votar.

Entonces habló de muchas ocasiones donde el gobierno había detenido al ANC de resolver sus problemas a través de medios oficiales. El ANC no vio otra salida más que la violencia.

La principal evidencia fue un plan de acción tomado de la granja Liliesleaf que mostraba que Mandela planeó el MK. El documento dejó claro que serían declarados culpables. El juicio obtuvo mucha atención internacional y el discurso que dio Mandela fue publicado en muchos periódicos. Se realizaron vigilias en ciudades de todo el mundo.

El 12 de junio de 1964, Mandela fue declarado culpable. Expertos de las Naciones Unidas aconsejaron que fuera dada amnistía a todos los que estaban contra el apartheid. Los cargos hacia Mandela hubieran sido la muerte, en vez de eso, su sentencia final fue cadena perpetua.

Mandela mantuvo la resistencia en prisión.

Después del juicio, Mandela fue llevado a la Isla Robben, donde pasaría los próximos 20 años de su vida. La vida era sombría en la Isla Robben. Cada día se ponían piedras en el patio de la prisión y los prisioneros tenían que romperlas con pequeños martillos. Mandela era mantenido bajo control estricto. Solo se le permitía una visita y una carta cada seis meses. Todo lo que se le enviaba estaba censurado.

La peor parte de la prisión era el confinamiento solitario. No pararte en tu celda cuando un guardia entraba era suficiente para conseguirlo. La prisión estaba diseñada para quebrarlos. Cuando a todos los prisioneros excepto los indios se les dieron shorts, Mandela exigió ver al director, ya que sintió que estaba mal para un hombre africano usar shorts. Después de dos semanas de protesta, los guardias cedieron. La victoria fue pequeña pero importante.

Los prisioneros enfrentaban muchos otros retos. Era difícil para ellos conseguir libros y revistas, y cualquier cosa de política estaba prohibida.

 

Afortunadamente, los guardias no eran muy listos. Un prisionero logró conseguir una copia de El Economista porque los guardias pensaron que era sobre economía.

En 1966, los prisioneros hicieron huelga de hambre para protestar por las condiciones de vida. Eventualmente, los guardias se les unieron. La prisión accedió a las demandas de los prisioneros. La rebelión era contagiosa.

Mandela tenía mucho apoyo internacional, lo que presionó al gobierno sudafricano.

Los guardias de la Isla Robben se volvieron menos estrictos, pero la situación afuera empeoró. Había señales de esperanza. Los 1970s vieron más protestas alrededor de África y una nueva generación de luchadores por la libertad se presentó.

Mandela y los otros prisioneros tenían acceso limitado a las noticias, pero se enteraron de un levantamiento en 1976.

En junio de ese año, quince mil alumnos en Soweto, protestaron las leyes que requerían a las escuelas enseñar la mitad de sus cursos en afrikáans, un idioma que no querían aprender.

La policía disparo a la multitud sin previo aviso, matando a Hector Pieterson, de 13 años, junto con otros. Dos hombres blancos fueron apedreados a muerte. Los eventos comenzaron revueltas y protestas por todo el país. La nueva generación de luchadores por la libertad sudafricanos era más agresiva. Ellos veían a Mandela como moderado.

Muchos de los luchadores por la libertad fueron parte del Movimiento de Consciencia Negra. Mandela los admiraba, pero pensaba que su enfoque en la negrura era inmaduro.

Los levantamientos sudafricanos a fines de los 1970s fueron cubiertos por los medios internacionales. Campañas y eventos de “Liberen a Mandela” surgían por todo el mundo. En 1980, el Johannesburg Saturday Post publicó una historia con el título LIBEREN A MANDELA, incluyendo una petición que los lectores podían firmar. El artículo comenzó un debate sobre la liberación de Mandela.

El gobierno sudafricano y los luchadores por la libertad comenzaron a negociar cuando aceptaron que había mucha violencia.

Para principios de los 1980s la lucha se estaba volviendo más violenta. ¿Dónde acabaría? La violencia estaba fuera de control. Algo tenía que hacerse. En 1981, las Fuerzas de Defensa sudafricanas allanaron las oficinas del ANC en Maputo, Mozambique, matando a trece personas. El MK tomo represalias. En mayo de 1983, hicieron estallar un carro afuera de la base militar en Pretoria, matando a diecinueve personas.

Mandela se dio cuenta de que la situación solo empeoraría. El ANC había dicho que no haría un trato con el gobierno racista, pero Mandela comenzó a darse cuenta que era necesario.

Después de que el gobierno declaró Estado de Emergencia, en 1986, Mandela pidió una reunión con Kobie Coetsee, el Ministro de Defensa. La solicitud fue concedida y fue al hogar del ministro en Cape Town.

Coetsee le preguntó a Mandela que se necesitaría para evitar que el ANC usara la violencia. Este fue el primer paso.

En mayo de 1988, Mandela y los oficiales del estado comenzaron a tener reuniones secretas. En diciembre de 1989, Mandela se reunió con el nuevo presidente, F. W. de Klerk. De Klerk quería paz y escuchó lo que Mandela tenía que decir.

En febrero de 1990, de Klerk levantó la prohibición al ANC, que todavía era una organización ilegal (que tenía mucho apoyo en todo el país). También libero a todos los prisioneros políticos que habían sido puestos en prisión por crímenes no violentos. De Klerk se reunió con Mandela y le dijo que había sido liberado.

Mandela fue liberado en 1990, recibió el Premio Nobel de la Paz y continuó su trabajo político.

Nelson Mandela fue liberado el 11 de febrero de 1990. Para la gente sudafricana, la libertad aún estaba muy lejos. Mandela había vivido en una prisión de baja seguridad fuera de Cape Town desde 1988.

El día de su liberación, se suponía que Mandela sería llevado de la casa en carro, pero un presentador de televisión le pidió caminar la última parte. Mientras caminaba con su esposa a su lado, levantó su puño y la multitud gritó. Ese día más tarde, dio un discurso desde un balcón a una multitud enorme. Él grito “Amandla” que en Xhosa significa “poder”, y la multitud gritó de vuelta “Ngawethu”, que significa “para nosotros”.

La tarde siguiente, Mandela dijo a los reporteros que haría lo que sea que el ANC pidiera. El ANC respondería a paz con paz. La relación entre el gobierno y el ANC era tensa. En diciembre de 1992, el ANC decidió tener una serie de pláticas secretas con el gobierno. Fue decidido que todos los partidos con más de cinco por ciento en la elección deberían estar en el gabinete. Eso significaba que el ANC tendría que trabajar junto con el Partido Nacional.

El 27 de abril de 1994, la primera elección para toda la gente tuvo lugar en Sudáfrica. El ANC obtuvo el 62.6 por ciento de los votos. Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz.

Learning a language doesn’t have to cost money.

Sign-up to get a huge list of free resources tailored to the language you’re studying.



We won’t send you spam. Unsubscribe at any time.

Leave a comment