All Language Resources is an independent review site. We earn money when you click on some of the links on our site. Learn More

Upper Intermediate Spanish – Open: An Autobiography By Andre Agassi

Open (2009) is the eye-opening autobiography of Andre Agassi, one of the best American tennis players of all time. It’s a revealing look into his tumultuous life. You’ll learn how Agassi strived for balance and a self-understanding while living in the public spotlight.

This simplified summary is written and narrated in Mexican Spanish.

To make reading easier, I’d recommend downloading the Readlang plugin.

¿Que gano yo? Echa un vistazo a la vida de un increíble jugador de tenis.

Mucha gente piensa que si eres muy famoso debes amar tu trabajo. Andre Agassi, un salvaje jugador de tenis de Las Vegas, es exactamente lo opuesto.

En este artículo, vas a aprender sobre la vida de este maestro del Grand Slam quien prefiere escribir poesía que jugar tenis, y quien no sabía como lidiar con su éxito.

Desde sus primeros entrenamientos hasta su trabajo ayudando a niños a mejorar sus vidas, vas a echar un vistazo a las altas y bajas de la carrera de Agassi.

También aprenderás:

  • Cuántas pelotas de tenis era forzado a golpear todos los días Agassi cuando tenía 7 años
  • Porque se reían de él por ser llamativo; y
  • Como Brooke Shields lo ayudó a superar uno de sus más grandes problemas.

La niñez de Andre Agassi fue difícil, tuvo un padre estricto que lo obligó a practicar tenis.

Andre Agassi ha jugado tenis desde que puede recordar. Cuando tenía 7 años, Agassi jugaba todos los días contra una máquina que su padre había construido en su patio en Las Vegas, Nevada. Agassi llamaba a la máquina “el dragón”. Hacía mucho ruido y humo mientras disparaba rápidamente pelotas de tenis. Agassi golpeaba más de 2,500 pelotas al día mientras su padre le gritaba: “Golpea más duro!” “Golpea antes!”

Gracias a esto, es fácil entender porque Agassi odiaba la máquina y el tenis. Pero el padre de Agassi no paró de gritar. El también golpeaba a Agassi. Agassi no tenía elección. Agassi aun tiene una imagen en su cabeza de su padre enojado. Un día su padre, enojado por manejar, golpeó a otro conductor y lo dejó en el camino. ¿Moriría? ¿O lo atropellaría otro carro por error? Todo esto pasó porque el otro conductor había tocado su bocina.

Fue muy duro para Agassi. Su padre había soñado en convertirse en un jugador de tenis famoso. Cuando era niño en Tehran, el padre de Agassi había visto a soldados Británicos y Americanos jugando. Incluso fue recogepelotas de ellos. Tristemente, no había otros niños con quien jugar tenis, y el padre de Agassi en lugar de eso comenzó a boxear.

Incluso estuvo en las Olimpiadas de Iran de 1948 y 1952. Nunca ganó una medalla, pero quería que su hijo se convirtiera en el mejor del mundo.

La Carrera profesional de Agassi comenzó después de pasar tiempo en una estricta academia de tenis.

Cuando Agassi tenía nueve años, ganó contra el famoso jugador de futbol Jim Brown en tres sets. Unos días después, Agassi estaba derrotando a su padre 5-2 en el primer set cuando el padre de Agassi dejó el juego. Agassi estaba acostumbrado a jugar con gente mas grande. Ya había estado jugando contra niños mas grandes durante un año para cuando derrotó a su padre.

La vida se volvió más difícil para Agassi. Ni siquiera se le permitía ir a la escuela adecuadamente: a los 14 años empezó en una academia de tenis en Florida, la escuela de tenis Nick Bollettieri. En realidad, era más como el ejercito que una escuela. Los niños de entre 7 y 19 años dormían en literas cuando no eran forzados a practicar tenis.

No sabían lo que estaba pasando fuera de la escuela.

La comida no era buena, y los maestros los dejaban solos seguido. En esta escuela, había muchas peleas. Una vez, ocurrió una pelea porque un niño dijo algo racista. Le rompieron la mandíbula, pero nadie fue castigado.

Agassi soñaba con poder hacer lo que quería en la vida, pero nunca sería posible. Después de un año de estar en la escuela, comenzó a portarse mal. Comenzó a beber, a fumar hierba, a usar jeans durante las practicas de tenis e incluso tenía un mohicano rosa. Bollettieri, el fundador de la escuela sentía lástima por él. Dejaba a Agassi portarse mal porque era uno de los mejores jugadores que la escuela había tenido.

Para cuando tenía 15 años, Agassi estaba cansado de ser demasiado bueno para la escuela. Le preguntó a Bolletieri, ¿porque no lo dejaba jugar en juegos profesionales?

Bolletieri no tenía palabras. Agassi estaba listo para jugar, y Bolletieri se volvió el primer entrenador profesional de Agassi.

Agassi batalló para lidiar con su imagen y con sus sentimientos hacia el tenis.

Agassi se volvió profesional el 29 de abril de 1986, su cumpleaños dieciséis. Ese día, perdió en la final del torneo Florida Masters. Enfrentó una difícil decisión. Si tomaba el premio al segundo lugar de $1,100, significaría realmente convertirse en jugador profesional de tenis. Seguro, era grandioso tener dinero, pero eso no cambiaba sus sentimientos hacia el tenis. Aun lo odiaba, y lo odiaría hasta que dejara de jugarlo. Tomó el dinero.

En su primer año como profesional, fue alrededor del mundo, ganando apenas el dinero suficiente para poder jugar. Un trato de $20,000 con Nike también ayudo mucho.

Sin embargo, Agassi se sentía perdido. No había ido a la escuela de forma apropiada y realmente quería aprender escritura y poesía. Todo lo que sabía era como jugar tenis, ¡y odiaba eso!

Pensó mucho en eso en Roma. Había estado ahí para un torneo, pero también decidió ver el arte de la ciudad. Se dio cuenta que una vida con cultura sería mucho mejor que la que tenía. Para Agassi fue difícil lidiar con esto, y estaba confundido sobre su imagen. Era dos cosas a la vez. Era tímido, pero se vestía para sobresalir de los demás. Usaba shorts de mezclilla y cortaba su cabello como melena, pintando de rubio las puntas de su cabello. Tuvo algunas grandes victorias en 1987, como derrotar al actual ganador de Wimbledon Pat Cash, pero no hacía más fácil lidiar con eso.

También perdió ante algunos jugadores famosos. Ivan Lendl fue el más malo de ellos. Llamo a Agassi nada mas que “un peinado y un derechazo”. Realmente, Agassi jamás sintió que tuviera una vida propia.

Agassi siempre estará agradecido con su entrenador Gil Reyes y su consejero, J.P.

En 1987, Agassi sorprendió al mundo al ganar $90,000 en su primer torneo ganado en Brasil. Tenía solo 17 años. No pudo evitar gastar algo del dinero y compró un Corvette blanco. El éxito llegó rápido en 1988. Pero, después de perder en cinco sets ante el numero tres del mundo Mats Wilander en las semifinales del abierto de Francia, estaba claro que su estado físico necesitaba ser trabajado. Necesitaba un entrenador.

Agassi encontró a Gil Reyes en la Universidad de Las Vegas. Reyes parecía un gigante alado del joven Agassi, tenía las manos más grandes que jamás había visto. Reyes se convertiría en mas que un entrenador para él. Fue el comienzo de una gran amistad. Reyes no solo planeó entrenamientos en equipo de gimnasio, también abrió su hogar a Agassi. Agassi comía con la familia de Reyes seguido. Pronto, Reyes – 18 años mayor que Agassi – se convirtió como en un segundo padre, uno que siempre pensaba sobre lo que era mejor para Agassi.

Otra persona importante para Agassi durante ese tiempo fue John Parenti, comúnmente conocido como J.P., el pastor de una iglesia de Las Vegas. El era conocido por dirigir su iglesia vestido en jeans y playera. Agassi contactó a J.P. Ellos se sentaron y hablaron. El pastor pudo ayudar a Agassi a entender sus problemas. Agassi comenzó a darse cuenta de que sus problemas eran resultado de su infancia. Finalmente se dio cuenta de que estaba bien no ser perfecto todo el tiempo.

Andre comenzó a llevar a J.P. a los torneos, y recibió consejos de él por muchos años.

Quería entenderse mejor como persona, más allá del tenis y la relación con su padre.

Una vez que Reyes y J.P. estaban en su vida, la fuerza y seguridad de Agassi crecieron. Derrotó a la legenda de tenis Jimmy Connors en un juego de cinco sets en el abierto de Estados Unidos de 1989.

El éxito de Wimbledon le trajo respeto a Agassi; encontró en Brad Gilbert un entrenador perfecto.

Reyes era un verdadero profesional, y en poco tiempo el juego de Agassi mejoró rápidamente. El entrenador incluso pensó en ejercicios para evitar problemas a la espalda baja de Agassi. Reyes también hizo una bebida deportiva especial para Agassi durante y después de los juegos. Este era la famosa “Agua Gil”, hecha de agua, carbohidratos, sal y electrolitos.

Las habilidades básicas estaban en su lugar. Pero un titulo de Grand Slam aun era mucho para Agassi. Si conseguía eso, finalmente tendría el respeto de otros jugadores de tenis y de la prensa. No se contuvo en un anuncio de la cámara Canon de 1989. El anuncio decía “La imagen lo es todo”, y solo hizo que más gente pensara que era un jugador llamativo, en vez de hábil.

Entonces fue una sorpresa para todos, cuando ganó el titulo de Wimbledon en 1992.

Después de todo, él era malo en pasto, y solo estaba en la posición 12 – su peor desde 1988. La prensa finalmente se dio cuenta que Agassi era un jugador con el talento para ganar al mas alto nivel. Hasta el padre de Agassi estaba orgulloso de él.

Una cosa que estaba deteniendolo era su entrenador, Nick Bollettieri. No había ayudado a Agassi con el lado mental del tenis. Bollettieri nunca pudo ayudar a Agassi con sus sentimientos después de perder un juego. Brad Gilbert fue el perfecto entrenador nuevo, y tenía mucho que enseñarle a Agassi sobre ganar y sus sentimientos. Hizo que André jugara mejor: Cansando a los otros jugadores y dejando que cometieran errores.

Su matrimonio con Brooke Shields fue difícil, pero había muchas más cosas mal.

Después de su éxito en Wimbledon, la vida de Agassi fue como una película. El presidente lo invitó a ir la Casa Blanca, y fue amigo de Barbara Streisand por un tiempo. También conoció y comenzó a salir con Brooke Shields, una actriz que le había parecido bonita por años.

En su tercera cita, Agassi le dijo que se había estado quedando calvo por años, y que usaba una peluca. La peluca casi se cae durante el abierto de Francia de 1990. La noche antes del gran juego, su peluca se deshizo. Agassi tuvo que usar 20 pasadores para volver a unirla. Agassi solo podía pensar en su cabello y perdió el juego. A Shields no le importaba el cabello. Ella ayudó a Agassi a sentirse “libre”. El tiró la peluca y dejó su cabello corto. Se sintió como un hombre nuevo. Después de eso, ganó el abierto de Australia de 1995, derrotando a Pete Sampras en la final.

Agassi le propuso matrimonio a Shields en Hawaii, pero tenía algunas dudas. Ellos no comprendían el trabajo del otro. Shields no sabía porque Agassi se sentía tan derrotado y triste cuando perdía. Eso significaba que ella lo dejaba solo. Por esto, pasaban mas tiempo separados. No fue todo culpa de Shields – a Agassi no le gustaba su casa en Los Angeles. Aun así se casaron en 1997. Debió haber sido un gran año para Agassi, pero no se sintió así. El se sentía vació. Su matrimonio parecía vació, y estaba perdiendo juego tras juego. Incluso comenzó a fumar metanfetamina cristalizada con su asistente, como una manera de escapar del vacío.

Comenzar una escuela mejoró mucho la vida y la carrera de Agassi

Poco después de casarse, Agassi llego tan bajo como pudo. Dio positivo en una prueba de drogas ilegales. Mintió para salir de problemas, pero se sintió muy mal al hacerlo, y su posición bajó a la 141. Pero Agassi se conocía bien a si mismo. Necesitaba una meta, aspirar a algo. su meta sería recuperar su lugar número uno en las posiciones. Le llevo dos años entender quien era él en realidad. Comenzar una nueva escuela le ayudo mucho.

La Academia Preparatoria Andre Agassi comenzó en 1988. La idea era ayudar a niños en el oeste de Las Vegas a ir al colegio y formar mejores futuros para ellos. Agassi quería hacerlo porque pensaba que l se perdió de algo en su vida porque nunca fue al colegio. Ayudar a los niños fue una meta por la que se preocupó mucho. La escuela comenzó a finales de 1998, pero Shields no estaba ahí para el evento de apertura. Era una señal de que su matrimonio no estaba funcionando y se divorciaron poco después.

El entrenador de Andre, Brad Gilbert, estaba seguro de que el futuro sería mejor. Estar triste por su matrimonio había sido malo para el juego de tenis de Agassi. Gilbert estaba seguro de que, si 1999 estaba libre de drama, Agassi jugaría mejor. La escuela ayudo a Agassi a enfocarse en algo más. Ahora, en la cancha, él sentía que estaba jugando por la escuela y los estudiantes. No solo se trataba de él.

Tenia un propósito. Y un regreso sería el siguiente paso.

Agassi encontró en Steffi Graf la pareja perfecta, e hizo un regreso increíble.

Steffi Graf, la gran jugadora de tenis alemana, también iba a jugar en el abierto de Francia de 1999. Gilbert pensó que Agassi y Graf serían amigos y se aseguró de que la cancha de práctica de Agassi estuviera junto al de Graf. Las cosas fueron lentas al principio, solo un poco de platica, y Graf tenía un novio con el que había salido por años. Pero los dos tenían mucho en común, y en poco tiempo se dieron cuenta que eran perfectos el uno para el otro. El padre de Graf también la había forzado a jugar tenis a temprana edad y realmente entendía cómo se sentía Agassi.

Pronto iban a todos lados juntos. Hasta sus carreras coincidían. Los dos ganaron el abierto de Francia en 1999, y los dos perdieron sus finales de Wimbledon. Pero eso no le importaba a Agassi: él tenía una cita con Graf después del juego. A pesar de que Graf dejó de jugar tenis después de Wimbledon, Agassi siguió jugando ya que estaba cerca de recuperar la posición número uno.

Graf estaba observando en el abierto de Estados Unidos de 1999 mientras Agassi jugaba en una victoria de cinco sets contra Todd Martin. Gracias a eso, él pudo recuperar la posición número uno, quitándosela al americano Pete Sampras. Fue difícil. Su cuerpo ya no podía aguantar mucho más. Con tan solo 30 años de edad, jugar realmente le había lastimado su espalda y tendones.

En el 2000, Agassi aún llegó a la final del abierto de Australia. Fue algo muy grande, significaba que se convirtió en el primer jugador desde Rod Laver en alcanzar cuatro finales de Grand Slam consecutivas.

 

Los últimos años de tenis de Agassi fueron de los más felices, y su familia estuvo ahí para ello.

A principios de 2001, Graf estaba embarazada de su primer hijo. Agassi estaba feliz y jugo el abierto de Francia de ese año como un adolescente. Tristemente, su cuerpo no pudo soportar más, y perdió en los cuartos de final contra Pete Sampras. Su primer hijo, Jaden, nació después de eso. Su segunda hija, Jaz Elle, nació en 2003. Sus hijos le ayudaron a jugar en sus últimos años de tenis profesional, aunque tenía mucho dolor. Cuando Agassi ganó su ultimo Grand Slam en 2003 – el abierto de Australia – se convirtió en el jugador mas viejo en 30 años en ganar un Grand Slam.

Su espalda no mejoró, así que tuvo que descansar más entre torneos grandes. Esto significó que no tuvo suficiente práctica. Aun pudo ganar algunos de los eventos de gira, como Cincinnati en 2004 y la Copa Mercedez Benz en Los ángeles en 2005, donde Jaden corrió a la cancha para agarrar el trofeo. Rafael Nadal y Roger Federer empezaron a apoderarse del tenis. Parecían invencibles. Nadal saltaba por la cancha mientras Federer jugaba perfectamente. Agassi no pudo jugar bien contra ellos. El abierto de Estados Unidos de 2006 sería el último torneo de Agassi.

Para entonces, él disfrutaba mirar hacia atrás en su vida. Hasta le dijo a un reportero que estaban equivocados sobre los cambios en su vida. La gente siempre esta cambiando, nunca pueden ser un producto terminado. Agassi, ese salvaje y llamativo adolescente, parecía que sabía lo que quería de la vida. Pero realmente es algo en lo que aun trabaja, incluso ahora.

Learning a language doesn’t have to cost money.

Sign-up to get a huge list of free resources tailored to the language you’re studying.



We won’t send you spam. Unsubscribe at any time.

 

 

Leave a comment